Categorías
Buenos Aires

Buscar hoteles al mejor precio

Barrio Agronomía y su historia

El barrio Agronomía y su historia están estrechamente relacionados con el nacimiento de la Facultad, a comienzos del siglo XX. Tuvo su nacimiento en los alrededores de un parque, cuyo último nombre fue "de Agronomía", luego de pasar por numerosas denominaciones, como "Nacional", "Del Oeste" y "Buenos Aires".

Barrio Agronomía y su historia

El barrio Agronomía y su historia están estrechamente relacionados con el nacimiento de la Facultad, a comienzos del siglo XX. Tuvo su nacimiento en los alrededores de un parque, cuyo último nombre fue "de Agronomía", luego de pasar por numerosas denominaciones, como "Nacional", "Del Oeste" y "Buenos Aires". Tal y como sucedió con prácticamente la mayoría de los barrios de la provincia de Buenos Aires esta zona era inicialmente un campo con quintas de árboles frutales, hornos de ladrillo, alfalfares y demás. Durante sus primeros años recibió una gran cantidad de inmigrantes españoles e italianos; luego de algunos años comenzaron a arribar a la región numerosos residentes provenientes de Yugoslavia, Eslovenia e Israel.

El barrio Agronomía y su historia cuentan que sus tierras eran originalmente propiedad de los jesuitas, con más de 2.700 hectáreas de extensión que recibían el nombre de Chacra de los Jesuitas. Posteriormente, más precisamente en el año 1769, los Jesuitas fueron expulsados de la zona, siendo confiscados sus terrenos, que terminaron en manos del estado, para luego ser cedidas al Real Colegio de San Carlos y sus sucesores, incluyendo el Colegio Nacional Buenos Aires, hasta que a mediados del mes de abril de 1895, como consecuencia de un decreto, fueron removidos los rectores de la administración conocida como Chacarita de los Colegiales.

Llegando a los años finales del siglo XIX el barrio Agronomía y su historia comenzaban a escribirse: debido a que existían muy pocas instituciones orientadas a la enseñanza en el país, a excepción de la Escuela de Vitivinicultura de Mendoza, la de Villa Casilda de Santa Fe, la Escuela de Agricultura de Córdoba y la Escuela Superior de Santa Catalina, además de las seis escuelas primarias con dedicación agrícola, se hizo necesaria la presencia de una escuela de enseñanza agronómica en la región, teniendo en cuenta la densidad poblacional de la zona y el desarrollo que comenzaba a vislumbrar la provincia de Buenos Aires.

De esta manera el barrio Agronomía y su historia empezaban a tomar formar durante la segunda presidencia de Julio Argentino Roca, quien mandó a instaurar, en el año 1901, una Estación Agronómica con Granja Modelo y Escuela de Agricultura en la región que comprendían los terrenos que la Chacarita de los Colegiales utilizaba para el Parque del Oeste. Tres años más tarde, en 1904, a través de un decreto del Poder Ejecutivo Nacional se crea el Instituto Superior de Agronomía y Veterinaria, un proyecto altamente ambicioso. Así se asignaron 185 hectáreas para el Parque del Oeste, de las cuales 30 serían utilizadas para el plan de la Estación Agronómica.

El paisajista Carlos Thays fue el encargado del plano del barrio Agronomía y su historia: el trazado de marcado estilo francés de Thays corresponde a un extenso óvalo con ramificación, y la Quinta Agronómica cuenta con 3 sectores: una de ellas orientada a los cultivos, una segunda sección en la que se localiza la escuela, la administración, viveros, colecciones animales, potreros y laboratorios, y un tercer espacio que sería ocupado por las colecciones botánicas. A medida que se trabajó en la ejecución del plano, el proyecto se convirtió en un Instituto Superior de Agronomía y Veterinaria.

Este centro de enseñanza resultó ser un punto imprescindible para el barrio Agronomía y su historia, promoviendo mejoras en la infraestructura de la zona, que por ese entonces era principalmente un grupo de chacras y huertas distribuidas aleatoriamente. Así se mejoraron las calles de los alrededores de la Facultad, se llevó a cabo la construcción de la estación del Ferrocarril Urquiza en la Avenida Chorroaín, y numerosos vecinos comenzaron a instalarse en los terrenos vírgenes.